Fringe y sus 10 razones

31 05 2010

Toda la blogosfera llora el final de Lost y para olvidar las penas y tras la recomendación de mi amigo Marcos (aka Jack Lenoir) pues he recopilado 10 razones para ver la serie que voy a empezar a ver, Fringe:

  • Para empezar, la primera razón para ver Fringe son sus primeros 5 minutos del episodio. Espectaculares, sorprendentes y de lo mejor que te puedes encontrar actualmente.
  • La serie no tiene ni una, ni dos tramas centrales, tiene varias.
  • Aquí llega el momento Observador, un personaje repleto de misterio y que aparece en todos y cada uno de los episodios de la serie. Es una especie de juego dentro de Fringe, y que aporta una buena dosis de misticismo.
  • Otro juego dentro de la serie, son las desconcertantes imágenes que aparecen justo antes de cada corte publicitario.
  • Ahora le toca el turno a los personajes. Puede que al principio no destaquen pero con el paso de los capítulos, todos y cada uno de ellos evolucionan para mejor y terminas encantado con ellos. Además, todos tienen un pasado más o menos oscuro, que estarás deseando conocer…
  • En Fringe no es todo misterio y acción, también hay momentos para las risas y estos casi siempre vienen de la mano del dúo Bishop, formado por Walter y Peter.
  • Otro punto a favor de la serie es que intenta anclarse en el lado científico de las cosas. Estamos ante una serie de ciencia ficción y eso es innegable, pero a la vez intenta que todos los “casos” estén relacionados con temas extremos de la ciencia moderna actual.
  • Como novena razón, que mejor que destacar que estamos ante una serie del sello J.J. Abrams, es decir, los easter eggs (mensajes o cosas ocultas) son constantes (solo hay que mirar el tema del Observador) y así, puedes encontrarte hasta guiños a Lost.
  • Fringe actualmente es una de las series que más se disfruta de la parilla televisiva amerciana. Lo mejor de todo es que la serie tiene un potencial enorme y está demostrando que sabe exprimirlo. Por esto mismo, el final de su primera temporada y toda la segunda prometen ser una gozada. Yo desde luego, estaré ahí para verlo, ¿y tú?